Tipos de rociadores: ¿cuál elegir?

En nuestro artículo de esta semana, os presentamos los diferentes tipos de rociadores automáticos, para que podáis seleccionar aquellos que más se adaptan a vuestra aplicación.

Clasificación de los rociadores

Lo primero, vamos a ver los diferentes tipos de rociadores y en qué casos seleccionaremos uno u otro. Podemos clasificar los rociadores en función de:

  1. Tipo de deflector
  2. Orientación
  3. Velocidad de respuesta
  4. Clasificación de temperatura
  5. Tamaño de orificio
Partes de un rociador

1. Tipos de rociadores según su deflector

El deflector es el órgano que determina el patrón de distribución de agua del rociador: no sólo hacia dónde se va a orientar el agua, sino también el tamaño de las gotas. En incendios que generan penachos de humo importantes (por ejemplo en almacenamientos), necesitaremos gotas lo suficientemente grandes para que tengan capacidad de penetrar entre los gases calientes. En cuanto a la distribución del agua, los rociadores convencionales generan una proyección esférica, mientras que los rociadores tipo spray producen una proyección en forma de paraboloide (similar a un paraguas).

Tendremos los siguientes tipos de rociadores, clasificados según su deflector:

  • convencionales, con patrón de descarga esférico
  • spray, con patrón paraboloide, los más standard y frecuentes
  • CMSA (Control Mode Specific Application): son rociadores de control, de gotas grandes, pensados para limitar la propagación de un incendio hasta que lleguen los bomberos.
  • ESFR (Early Suppresion Fast Response): son rociadores cuyo factor K es elevado y que por lo tanto funcionan con grandes caudales de agua por lo que, descargando un gran volumen de agua, pueden ser capaces de extinguir el incendio, en lugar de simplemente controlarlo. Su principal ventaja es que permiten simplificar y abaratar instalaciones en almacenamientos con estanterías, ya que con los ESFR no es necesario instalar rociadores en los niveles intermedios. Pero esto no quiere decir que sean siempre la mejor solución para proteger instalaciones de almacenamiento
  • in-rack: son los rociadores pensados para ser instalados en niveles intermedios de estanterías. La instalación es más compleja, con ramales intermedios a diferentes alturas, pero tienen otras ventajas con respecto a los ESFR. En el caso de incendios en almacenamientos, a veces las propias estanterías suponen un obstáculo para el ascenso de los gases calientes, lo que retrasa la descarga de los rociadores si sólo están instalados en cubierta. Además, las estanterías también son un obstáculo para la descarga de agua desde el techo hacia niveles inferiores. Por eso, en ocasiones, la manera más adecuada para proteger una instalación de estanterías son los rociadores in-rack.
Rociador in-rack para almacenamientos en estanterías
Rociador in-rack

Aplicaciones de almacenamiento – rociadores ESFR vs rociadores convencionales

Para aplicaciones de almacenamiento, donde los incendios pueden tener una gran potencia calorífica y propagarse muy deprisa, ocasionando importantes daños, es importante seleccionar el tipo de rociador más indicado, en función de las características específicas de nuestro diseño. La siguiente tabla pretende ser una ayuda para determinar en cada caso si son más idóneos los rociadores ESFR, o los rociadores en niveles intermedios de estanterías:

  Rociadores convencionales en niveles intermedios Rociadores ESFR en cubierta
Ventajas
  • Mayor proximidad al origen teórico del incendio
  • Minimizan el daño por agua a la mercancía, ya que sólo descargan sobre una zona muy localizada
  • Mayor caudal de descarga (K320)
  • Mayor tamaño de gota -> mayor capacidad de extinción
  • Respuesta rápida: RTI < 50 (m/s)1/2
  • Descarga rápida de grandes cantidades de agua -> rociadores de “supresión temprana” (early suppression), su misión es extinguir
  • Mayor flexibilidad y adaptabilidad del sistema en caso de modificaciones en la implantación (estanterías que se desplazan…)
Inconvenientes
  • Respuesta estándar RTI > 80 (m/s)1/2
  • Mayor riesgo de daño mecánico a los rociadores intermedios durante la manipulación de mercancías y, por lo tanto, mayor riesgo de inoperatividad de algunos rociadores en caso de incendio
  • Menor caudal de descarga (K80 ó 115), su misión no es extinguir sino controlar el incendio
  • En caso de un incendio a media o gran altura, que pudiera propagarse también hacia niveles inferiores, la propia descarga de agua de los rociadores situados más arriba podría inhibir el funcionamiento de los rociadores de niveles inferiores
  • Incompatibles con un sistema automático de apertura de exutorios; la UNE EN 12845 impone que el SCTEH sea accionado por los bomberos, por lo los exutorios permanecen cerrados durante la evacuación de los ocupantes

2. Tipos de rociadores por su tamaño de orificio

El tamaño del orificio del rociador (1/2″, 3/4″, 1″…) es lo que determina el factor de descarga o factor K del rociador. El factor K describe la relación presión – caudal del rociador, mediante la siguiente ecuación:

factor de descarga de un rociador

Así, cuanto mayor es el factor K, mayor será el caudal descargado, para una misma presión de descarga.

En el sistema métrico, el factor K se mide en litros.bar-0,5/min. En los rociadores tipo spray convencionales los factores de descarga más habituales son K80, K115… Los rociadores ESFR tienen factores de descarga más elevados: K320, K360…

3. Orientación de los rociadores

Los rociadores pueden ser montantes o colgantes, según la orientación del orificio. Como su propio nombre indica, en los rociadores montantes el agua sale hacia arriba, con el deflector situado por encima del orificio. Al contrario, en los colgantes, la descarga se produce hacia abajo, con el deflector por debajo del orificio.

Existen también rociadores de pared, con descarga de agua lateral

Para ciertas aplicaciones concretas, existen también rociadores que se instalan a ras de techo, de manera que quedan disimulados en el techo, o empotrados (con o sin tapa).

Rociador a ras de techo
Rociador a ras de techo

4. Velocidad de respuesta de los diferente tipos de rociadores

Para clasificar los rociadores en función de su velocidad de respuesta, se utiliza el índice de tiempo de respuesta o Response Time Index (RTI), que depende de la sensibilidad térmica del sensor del rociador, que se obtiene mediante ensayos normalizados. Podemos clasificar los rociadores en función de su velocidad de respuesta:

  • Normal, con un RTI mayor o igual que 80
  • Especial, con un RTI entre 50 y 80
  • Rápida, con un RTI menor que 50

5. Temperatura de inicio

El orificio de los rociadores se mantiene cerrado con una ampolla de vidrio o un elemento metálico fusible. Al producirse el incendio y aumentar la temperatura, estos elementos se rompen, dejando el orificio abierto, lo que provoca la descarga de agua.

En función de la temperatura a la que se inicia la descarga del rociadores, los rociadores se clasifican por colores:

Temperaturas de iniciación de los diferentes tipos de rociadores

Cuando se trata de ampollas de vidrio, el líquido es del color indicado en la tabla. Cuando se trata de elementos fusibles, el propio cuerpo del rociador lleva unas marcas del color correspondiente a su temperatura de iniciación.

2 opiniones en “Tipos de rociadores: ¿cuál elegir?”

    1. Estamos desarrollando una herramienta para el cálculo de rociadores, pero aún no está terminada. Para saber si podemos ayudarte, ¿podrías decirnos qué tipo de rociadores quieres calcular y qué normativa vas a utilizar como base del cálculo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *